¿UN ARTE QUE JUEGA Y SE MUEVE?


Se dice que el Arte Cinético es el arte visual del movimiento, que juega con efectos ópticos que simulan diferentes imágenes, según cómo, o cuánto se les mire. También ese movimiento puede ser real  producto de la acción de un elemento externo que puede ser viento, agua, electricidad, motores, o algún otro mecanismo.


Toma su nombre del término griego “Kinesis” que se refiere a un arte con movimiento real sin importar la fuente que lo produzca la cual puede ser eléctrica, mecánica, originada por ciertas fuerzas naturales (eólicas), inducida por la mano del espectador, otras que lanzan destellos lumínicos, o simplemente las que por su propia dinámica llevan al espectador a moverse en torno a la obra.


Se basa en ciencias, matemáticas, cálculos, combinación de leyes físicas, o el conocimiento de la geometría, junto a las cualidades del color y su influencia en la percepción visual. Su obra se basa tanto en la belleza de las formas, así como en la sorpresa visual que se produce, motivada por ilusiones perceptivas y que pueden realizarse en diversas formas, soportes, tamaños y materiales.


Las  obras en general producen en el espectador la sensación de inestabilidad y movimiento a través de ilusiones ópticas, las que cambian de aspecto en virtud de la posición desde donde se observe y las que crean una aparente sensación de movimiento por la iluminación sucesiva de alguna de sus partes.

L@s artistas, juegan con el espacio, la luz y el tiempo, y se visten de investigador; el espectador, ante estas obras cambiantes, como un actor. Los artistas cinéticos intentan relacionar el arte con la tecnología, a la vez que buscan una mayor participación del autor.

Representantes de este arte son Naum Gabo (Rusia), Alexander Calder (EEUU), Víctor Vasarely (Hungría), Vladimir Tatlín (Rusia) y Matilde Pérez Cerda en Chile.

El arte cinético busca la integración entre obra y espectador, se basa en la búsqueda de movimiento real por sobre el virtual, y la mayoría de las obras cinéticas son tridimensionales, se despegan del plano bidimensional. Para realizar la obra el artista se plantea y sigue una estructura rigurosamente planificada. Los recursos para crear movimiento son casi infinitos, tales como el viento, el agua, motores, luz, electromagnetismo.

Se pueden diferenciar algunos tipos de obras cinéticas de acuerdo con la manera que produzca sensación de movimiento.

Los estables: aquellas obras cuyos elementos son fijos, dispuestos de tal manera que el espectador deba rodearlos para percibir el movimiento.

Los móviles: Son obras que producen un movimiento real debido a diferentes causas, cambiando su estructura constantemente.

Los penetrables: Generalmente la obra es un ensamblaje en un espacio real que requiere que el espectador entre en ella para poder percibirla a medida que la recorre.

Vea aquí algunos videos sobre esta bella disciplina






¿CUÁNTOS NIÑOS HAY EN EL MUNDO?

 
Según estudios sobre la población mundial, se estima que actualmente somos cerca de 7.000.000.000 (siete mil millones) de personas, y de ellos, 2.100.000.000 (dos mil cien millones) son niños y niñas, lo que representan más de un 36% del universo total.
 
 
Esto significaría que 300 niños nacen por minuto, 18.000 por hora, y casi 400.000 al día, lo que en un año alcanzarían los casi 150 millones. Es decir que en un año nacerían países completos sólo de niñ@s.
 
 
De los 100 niños y niñas que nacieron:
53 nacieron en Asia (19 en la India, 15 en China).
19 nacieron en África subsahariana.
9 nacieron en América Latina y el Caribe.
7 nacieron en Oriente Medio y África septentrional.
5 nacieron en Europa Oriental, CEI y los Estados Bálticos.
7 nacieron en los países industrializados: Europa occidental, Estados Unidos, Canadá, Israel, Japón, Australia, Nueva Zelandia.
 
 
Todas las personas que habitan el mundo han sido niños. Los padres y abuelos de hoy, también fueron pequeños y jugaron, lloraron o cantaron con experiencias y vidas diferentes, las que influyeron en lo que son ahora.
 
 
 
Así también, los niños de hoy serán adultos mañana. Recordaremos más adelante lo que pasa en este presente. Se irán sumando y restando cosas que nos acompañarán en nuestras etapas de crecimiento. Los niños del mañana vendrán de los niños de hoy.
 
 
Los países en el mundo se han comprometido a cuidar a l@s niñ@s haciendo en conjunto un declaración mundial de los “Derechos del Niñ@” los que deben formar parte de las acciones de todos. Esta declaración dice que “Todos los niños nacen libres e iguales en dignidad y derechos, sin distinción de religión, sexo, origen social, cultura o por sus capacidades, disponiendo las mejores prestaciones de salud y condiciones de vida desde su nacimiento, etapas que le corresponden, y a una alimentación de calidad.
 
 
Terminar con el maltrato, el trabajo infantil y cualquier otra forma de explotación. Luchar para que no sean pobres. Escucharlos y promover que participen en sus propios asuntos, así como en su familia, escuela, ciudad y país. Lograr que todos asistan a la escuela, al colegio o el liceo, con derecho a terminar sus años de estudio, aprender y desarrollar al máximo sus capacidades, en un entorno de respeto y sana convivencia. Impedir que participen en guerras, conflictos armados, luchas internas y actos violentos, y que reciban protección especial en las guerras. Hacer los mejores esfuerzos para que dejen de vivir en ambientes contaminados, poniendo en riesgo su salud y la de sus familias. Autoridades y toda la sociedad, deben comprometerse a cuidar la tierra para los niños.